Usos y consecuencias de comprar ‘bots’ para Instagram stories

thumbnail

 Como profesionales del marketing digital, las redes sociales han supuesto para nosotros una oportunidad de negocio. Desde el día que “llegaron a nuestras vidas”, se han convertido en un canal nuevo: a través de ellas, podemos llegar a millones de personas segmentando con una precisión a veces pasmosa.

Cada cierto tiempo aparecen nuevas formas de utilizar las redes sociales para aumentar la eficacia de nuestras comunicaciones. Ya hace algunos años que los bots aparecieron como “atajo” para lograr una mayor exposición con un mínimo de recursos. Algunas personas programan sus propios bots, pero existen servicios de pago que realizan este trabajo a un precio realmente bajo. 

Conocer ésta herramienta es fundamental para entender el contexto actual del influencer marketing. Los bots pueden engañar a muchas personas y organizaciones, haciendo que nuestra inversión no obtenga el ROI esperado. Además conocerlos es la mejor manera de detectar cuándo y cómo  pueden estar afectando a nuestras cuentas de Instagram. En este post nos vamos a centrar en los ‘bots’ diseñados para automatizar las vistas de stories en Instagram.

¿Cómo funcionan los bots?

La función de un bot siempre es la misma, automatizar acciones repetitivas. Configurar un ‘bot’ consiste, básicamente, en programar una serie de pautas para realizar una serie de acciones. Un ‘bot’ no es inteligente y se va a limitar a hacer lo que le indiques . Esto podría originar situaciones inesperadas tal y como veremos más adelante. 

En el caso de Instagram, los bots han sido comúnmente utilizados para dar ‘like’ a publicaciones, publicar comentarios o seguir otras cuentas sin que tenga que haber un humano a los mandos. Las cuentas y posts ‘objetivo’ de estos bots se definen, en base a criterios como, por ejemplo, el uso de ciertos hashtags que indiquen una temática concreta.

Puedes hacer la prueba realizando una publicación e incluyendo en ella un hashtag que sea típicamente objetivo de los bots. De ésta forma verás como en pocos minutos habrás recibido algún like o comentario de alguna cuenta sospechosa, o puede incluso que hayan comenzado a seguirte. Otro criterio por el que un bot puede elegir tu cuenta, es la localización desde donde realizas tus publicaciones. Muchos bots están programados para llegar a un público en una localización concreta. Otra opción es identificar las cuentas que siguen un perfil determinado, como el de la competencia del “spameador”, para indicar al bot que puede empezar a acosarles.

Robot de juguete como demostración del uso de bots en Instagram stories

Pero hay  nuevo tipo de ‘bots’: Son aquellos encargados de automatizar las visualizaciones de ‘stories’. Este tipo de bot también es conocido como ‘mass story viewing’ o ‘mass looking’. Consiste en un bot que está diseñado para ver las ‘stories’ de las cuentas que se le hayan indicado, sin ningún humano real detrás.

Los inicios de esta tendencia se encuentran en Rusia. Se puso de moda incluso entre cuentas de personajes rusos famosos. El auge de este tipo de ‘spam’ ha sido tal que incluso han aparecido algunas publicaciones de ‘Instagrammers’ de fuera de Rusia mofándose sobre estos famosos interesándose por sus ‘stories’. Evidentemente este tipo de acciones tienen su origen en la mala elección del gestor de las cuentas sociales. Ya que la imagen pública obtenida es tremendamente negativa.

¿Para qué se usan los bots en las stories de Instagram?

Hay varios motivos por los que un usuario decide utilizar un ‘bot’ que automatice las visualizaciones de ‘stories’.  La principal, no obstante, suele ser obtener visibilidad de forma masiva.

Los bots funcionan de la siguiente manera: Cuando publicas una ‘story’ puedes ver qué perfiles la han visualizado. Si entre ellos hay alguno que no reconoces, es posible que te entre curiosidad y visites su perfil. Si te parece interesante le seguirás, o quizá compres alguno de los productos que promociona.

De esta manera el ‘spammer’ habrá logrado un nuevo seguidor o incluso alguna venta. Si automatiza esta acción logrará realizar miles de visualizaciones a miles ‘stories’ desde su cuenta. Y si todo va bien, el número de seguidores de su cuenta o el número de ventas crecerá. 

Ya sea por que buscan más seguidores y poder llamarse ‘influencer’ o por lograr más visualizaciones de los productos que venden en su cuenta, este tipo de ‘spam’ ha llegado a nosotros hasta tal punto que los propios desarrolladores de ‘bots’, lo utilizan para vender su propio servicio: normalmente estos bots se alquilan por un precio mensual.

Los ‘bots’ que automatizan ‘likes’, comentarios o que buscan el clásico ‘follow 4 follow’ han sido explotados de tal manera que prácticamente todos los usuarios de Instagram hemos sido víctimas de ellos. Es por ello por lo que su efectividad se ha visto mermada. De ahí que esté apareciendo un nuevo tipo de ‘bot’ para generar picos de visibilidad centrado la automatización de visualizaciones de ‘stories’.

Consecuencia de la compra de ‘bots’ para visualizar ‘stories’

La realidad es que con la aparición de este tipo de servicios lo único que se ha generado son víctimas. Evidentemente la primera víctima es el usuario de Instagram acosado por este tipo de ‘bots’. Si bien es cierto que este nuevo tipo de ‘bot’ es menos intrusivo que los más antiguos, siguen siendo molestos ya que ensucian las métricas de visualizaciones de ‘stories’. Puesto que esos datos no son reales, lo que tenemos como consecuencia es spam puro y duro.

Éstos bots hacen que sea imposible saber qué visualizaciones han sido realizadas por usuarios reales e interesados en tu contenido, y cuales han sido automatizados. Por fortuna, en ocasiones es sencillo discernir cuales de estas han sido realizadas por bots. Suelen provenir de localizaciones en las que no se habla el idioma en la que realizas tus publicaciones . También podemos ver cuentas que no encajan en el perfil de tu audiencia. En otras ocasiones discernir cuando tenemos actividad de un “bot” puede ser más complejo.

Por otra parte, la segunda víctima, antes o después, lo será el propio ‘spammer’. Este tipo de automatizaciones tienen consecuencias, ya que están prohibidas por Instagram.

Cuentas bloqueadas

 Cuando Instagram detecta que utilizas algun “bot” es muy probable que tu cuenta sea bloqueada. En ocasiones esto no es un drama, ya que muchas cuentas son creadas desde el principio con el fin de utilizar bots. Pero en otras ocasiones estos bots se han utilizado para promocionar cuentas con un trabajo previo. Por lo que de un día para otro, se ve bloqueada. Esto nos hace tirar nuestro tiempo y dinero a la basura. En ocasiones Instagram te da un pequeño aviso como advertencia: No debes usar ninguna herramienta que puedan estar incumpliendo sus términos y condiciones de uso.

Por si fuera poco, la imagen personal o de marca se ve seriamente afectada. Como decía al principio estos bots no son nada inteligentes: se limitan a realizar las acciones que le indiques bajo las condiciones que especifiques, y lo hará al pie de la letra. Por tanto, si metes la pata al configurar el bot que has comprado, puede que te encuentres en situaciones incómodas.

Por último, la audiencia lograda utilizando este tipo de acciones suele ser de muy baja calidad. La consecuencia negativa más común es en el empeoramiento de las métricas de la cuenta. Por tanto, si la cuenta ‘spammer’ pertenece a un ‘influencer’, estas acciones le harán menos interesante para la realización de colaboraciones con marcas (siempre que la marca se moleste en comprobar la autenticidad de dicha cuenta).

Para concluir, las consecuencias negativas del uso de estos bots superan con creces los posibles beneficios que puedas obtener. Por lo tanto, su uso no es aconsejable en absoluto.

Sergio trabaja en el equipo de Growth en Heepsy. Trabaja en tareas de SEO, así como otros problemas relacionados con Growth para compartir nuestra plataforma en otros paises.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back To Top